Artículo Postmodernidad

Posted: January 29, 2013 by rodrigocarmonab in Prácticas

ntroducción a un nuevo concepto: Possmodernismo

Aunque demasiado ambiguo para unos, lo cierto es que un nuevo término (“posmodernismo”) ha irrumpido en la literatura científica contemporánea para marcar la era en la que vivimos en la actualidad. Acuñado en el pasado siglo XX , este nuevo vocablo marca la línea que hay más allá de lo que tradicionalmente se ha venido considerando ‘moderno’ y nos lleva de la mano a nuevas formas e ideologías que han visto la luz en los últimos años.

A pesar de lo anárquico del novedoso término, no han faltado los que han intentado transformarlo en otra etiqueta más que marque otra teoría de la cultura, convirtiendo en un metarrelato más lo que en realidad es un presente escurridizo y complejo de analizar.

Posmodernismo y su aplicación en el ámbito escolar

“Los educadores deben mirar fijamente con audacia dentro del presente histórico y asumir un espacio narrativo en el que puedan creadas las condiciones para que los estudiantes expliquen sus propias historias, escuchen atentamente las historias de los otros y sueñen  el sueño de la liberación”                 (P. McClaren)

La autocrítica a los valores modernos de nuestro mundo desarrollado ha abierto una puerta a principios culturales hasta ahora foráneos. Ello ha desencadenado una trepidante revolución cognitiva y la influencia de las ciencias sociales en la educación, la intrusión de las nuevas tecnologías en la sociedad y los nuevos avances en la investigación pedagógica, principalmente en la didáctica. (Cfr. C. Escaño)

Esta nueva generación de docentes no modela a los nuevos miembros de la comunidad para que se ajusten a la cultura dominante, sino que los ‘arman’ para contradecirla y completarla con nuevos elementos que la abran lo más posible para no excluir a nadie. Los alumnos de la era posmoderna son más desconfiados y recelosos a “comprar” las narraciones que nos ofrecen nuestros gobernantes y sabios.

“Te enseñaré a desconfiar de mí” decía a su pobre hermano el genio Groucho Marx, y parece que debieron tomar note de ello los profesores y responsables educativos de nuestra generación, porque los interrogantes y planteamientos que nos plantean ahora los profesores y maestros no llevan con frecuencia a concluir que un buen enseñante empuja, obliga a sus alumnos a pensar por sí mismos sin el perpetuo andamiaje del profesor

Posmodernismo y su pedagogía

McClaren apuesta  por una pedagogía crítica que denomina “praxis utópica sociocrítica”, y esto también permea las asignaturas artísticas, superando el mero adiestramiento en técnicas artísticas (Escaño y Villalba), y superando la visión mercantilista que nuestro horizonte capitalista nos recuerda constantemente. Se exaltan ahora los genios del arte (pintura, música, etc.) que, más allá de comercializar con su trabajo, pretendieron recrearse entre acordes y pinceles para crear nuevas formas e insólitas melodías.

La pedagogía crítica irrumpe con fuerza en las aulas pero no siempre es acogida con entusiasmo. Como futuros enseñantes intentaremos trascender de las bases modernistas y, desde la óptica del valiente posmodernismo, dotar de herramientas a nuestros discentes para que no naveguen a la deriva en nuestro presente, tan turbulento e incierto.

 

Rodrigo Carmona Bermudo

Juan de la Lama Rincón

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s