Reflexión documental ” La doctrina del shock”

Posted: November 26, 2012 by rodrigocarmonab in Prácticas

No somos anti sistema ni anti nada, entendemos de política lo justo para no votar, y no frecuentamos manifestaciones de ningún corte por aquello de no casarse con nadie en lo electoral. Hemos contemplado con impotencia gran parte del film, confesamos, al no poder recordar quiénes de los presidentes americanos mentados eran republicanos y quiénes demócratas; quiénes de los líderes que aparecían en el documental eran de izquierdas y quiénes de derechas; cuáles eran los marxistas y cuáles los comunistas… Mejor, porque cuando una manada de lobos se te acercan, lo de menos es el color del pelaje, además: en las noches de este nuestro mundo todos los gatos (y lobos) se vuelven pardos.

En cualquier caso el mensaje de fondo es siempre el mismo. Cada golpe de estado, cada guerra, cada tortura, cada viuda y cada huérfano son siempre los cartuchos quemados de los duelos que se marcan los grandes ‘fish’ de la tierra. Supongo que el rostro de la humanidad es tan duro que solo a golpe de socks  puede modelarse. Esa es la única religión universal, la Doctrina que nos manda y los cauces de los ríos de personas que caminan (navegan) sin mayor rumbo que el que nos ofrecen los de arriba.

¿Se puede ser anti sistema?

Un interesante caso es el  del testimonio de una persona cercana al cuerpo nacional de policía de la dictadura de franco, vulgo ‘los grises’. Decía que las sonoras (y pocas) manifestaciones en contra del régimen eran en cierto modo positivas al mismo porque daban la impresión -de puertas a fuera- de libertad de la expresión de los jóvenes. Bueno, seguramente, pero se le olvidaba que la gran mayoría de sujetos opuestos a la opresión de posguerra terminaron enterrados en cunetas o con el dudoso honor de ser sepultados en pandilla a la misma vera del señor caudillo.

¿Qué hacer son los que se rebelan?

Pues lo mismo que con los que no se rebelan pero quisieran hacerlo: una papelera de reciclaje donde se les enseñe con creativos métodos que no pueden permitirse el lujo de quejarse. Tortura es una de las posibles técnicas para lograr este punto, pero lo fundamental es imponer, golpear, SHOCK al resto de la sociedad para que no se les ocurra salirse de los cauces antes mencionado.

¿Es inhumana la tortura?

Viendo la historia de la humanidad a vista de pájaro cualquiera diría que lo único inhumano es aquello de ‘amar y perdonarse’ vamos que la acción de hacer sufrir a los que no se integran en los sistemas gobernantes es un comportamiento típicamente humano. En pleno siglo XXI, al menos en la vieja Europa, no se dan nuevos casos de regímenes de este tipo, pero a su manera los estados siguen golpeando duramente a la minoría que se levanta contra los esquemas que gobiernan al conjunto de la población.

¿Cuáles son los shocks que vivimos a día de hoy?

La eternamente complicada situación en la franja de Gaza, los índices de enfermedades y desnutrición en el Cuerno de África, las persistentes guerrillas en el cono sudamericano…  siguen siendo golpes con los que convivimos en nuestro mundo, pero no hace falta irse tan lejos para explorar los shocks de este nuevo siglo.

La privatización de grandes industrias del campo energético; la asfixia que sufre la educación y la sanidad, agotada sin las ayudas del estado; las cortinas de humo que nos despistan en materia política para descentrar los debates más importantes sobre la Nación… Todo parece estar escrito por un inteligente guionista que quiere infundir el miedo en la población con no se sabe qué fin. Nosotros, mientras tantos, nos apretamos los cinturones para que no nos ahoguen los tsunamis que se están cociendo.

Conclusión: El hombre, pobre aprendiz.

Concluimos tras la visualización del documental que la historia de toda la humanidad es manejada en verdad por un grupo minúsculo de personas muy bien asesoradas ¿y el resto?

El grueso de la población contempla cómo sus vidas se escapan entre los laberintos que los estados construyen si ir a ninguna parte y, como a ratas en un laboratorio se les aplican descargas o shocks para que no se escapen del escenario de una actuación muy real, demasiado real.

Concluimos alarmados ciertamente por lo preocupante de las situaciones que nos rodean, pero testarudos en que podemos cambiar las cosas. Podemos aprender, como individuos o sociedad, a cambiar nuestro mundo sin que nos tengan que estar guiando los mismos  poderes de siempre. No a palos (ni a shocks), sino por la experiencia que atesoramos tras tanto tiempo aguantando que unos pocos privilegiados nos usen como peones en colosales partidas de ajedrez donde siempre, siempre, ganan ellos.

Rodrigo Carmona Bermudo

Juan de la Lama Rincón

Grupo 8

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s