La concepción “bancaria” de la educación como instrumento de opresión

Posted: November 22, 2012 by rodrigocarmonab in Prácticas

Todos alguna vez en nuestra primera etapa de secundaria, cuando se acercaba un examen, hemos dicho esa famosa frase con miedo de: “la última pregunta es de lógica”. Cuando escuchabas esto, tu cuerpo se convertía en un bloque de hielo.  Aunque parezca  una simple anécdota, es un problema muy serio el cual los educadores son conscientes en su totalidad. Son conscientes que no están formando a personas, sino a máquinas. Máquinas que cuando tienen 16 años no saben aún quien fue el primer presidente de la democracia de su país, por ejemplo.

Como bien dice Freire  en el texto, en las escuelas lo importante es que los sujetos se llenen de contenidos de la narración de los docentes. Narrar, narrar y narrar, eso son los métodos variados que usa la enseñanza en nuestro país, creo que aún no han conocido la palabra interiorizar.  Me gustaría recalcar una expresión del texto, la cual define a la perfección la situación de la enseñanza en las escuelas: “Sólo les permite ser coleccionista o fichadores de cosas que archivan”. Es genial, perfecta. Tras leer esta afirmación, si me dijeran que representaran lo que es la educación actual en la escuela, sin duda alguna pondría una foto de algún coleccionista.

Freire ya nos muestra algunas de estas ideas en otras de sus obras, por ejemplo “la educación como práctica de libertad”, destacando la relación entre el hombre y el mundo y con el mundo. Cabe destacar una de las afirmaciones que Freire sostiene en esta obra en referencia al tema de metodología de enseñanza. Para él, el papel del educador, sería fundamentalmente dialogar con el analfabeto sobre situaciones concretas, ofreciéndoles simplemente los instrumentos con los cuáles él se alfabetiza. Bajo mi punto de vista, comparto esta teoría con el autor, ya que pienso que la mayoría de nuestros conocimientos interiorizados, o nos lo ha dado la experiencia o el descubrimiento, al fin y al cabo éste último, experiencia.

Volviendo al análisis de nuestro texto, es sorprendente ver como toda esa secta a la que Freire llama “concepción bancaria”, diga a un educador humanista, revolucionario. Al final mentes cerradas hay en todas partes, el problema es que siempre tienen la boca abierta. Esta “concepción bancaria”, además de hacer a los niños coleccionistas de archivos y máquinas en pensamiento, creo que son los precursores de la famosa “escala de valores” en sociedad.  Al contrario que afirma Freire, estos educadores se toman la libertad de influir en el pensamiento de los sujetos. No digo todos los educadores, pero si hoy por hoy, para la mayoría de la sociedad el ingeniero es lo máximo y el pintor simplemente es un pintor, por algo será. Al fin y al cabo, estos son los mismos que lavaran el cerebro a los padres de turno para que su hijo deje la escuela de pintura cuando comience el bachiller.

Por otro lado, el autor también hace referencia a la autoeducación. En este aspecto, mantengo la misma idea que expuse sobre la autocrítica en el análisis del comentario de Delors  sobre su obra “La educación encierra un tesoro”. Pienso que autocriticarse al fin y el cabo, su trasfondo es educarse o reeducarse, lo cual me baso de nuevo en la teoría de Hobbes o Maquiavelo de “el hombre es malo y egoísta por naturaleza”.  Muy pocas personas en esta sociedad son capaces de autocriticarse y admitir sus errores.

Intentando concluir este análisis, veo muy poco probable que la educación en las escuelas cambie en un margen de corto-medio plazo.  Cuando dejemos un mismo profesor los seis años en nuestra etapa de primaria, daremos un gran paso, mientras tanto solo queda esperar a las nuevas generaciones de individuos. Nuevas generaciones que intenten darle un vuelco a todo esto, y que en este tema de educación en la escuela, no se acuesten con la consciencia tranquila por las noches sabiendo que está cobrando por recitar libros. Antes de acabar, decir que opino bajo mi experiencia y a la vez total ignorancia sobre este tema entre educador-educando, y como dice Gustavo Bueno, todos  somos filósofos  ya que todos tenemos opiniones.

 

Rodrigo Carmona Bermudo  Grupo 8

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s